“¿Y por qué Not?” El que la sigue la consigue

por Tomás Vio Alliende
119 views

El libro del periodista Daniel Fajardo explora cómo una startup chilena revolucionó la industria de la comida utilizando inteligencia artificial.

Corría fines de mayo de 2022 y Daniel Fajardo me contacta para que nos juntemos a tomar un café porque tiene un proyecto literario que me quiere comentar. Somos compañeros y amigos de la universidad, a pesar de que hace tiempo que no nos juntábamos, pero estábamos al tanto de lo que cada uno hacía por redes sociales. Fuimos a un café al lado de mi oficina y conversamos sobre su nuevo proyecto, un libro sobre las startups chilenas, basado en los artículos que Daniel había escrito para un conocido medio de tiraje nacional. Le complicaba la actualización de los artículos y me comentó que iba a tener que volver a entrevistar a los protagonistas de sus historias. Le recomendé no actualizar los textos y ponerle a cada uno de ellos las fechas de publicación como yo lo había hecho con las columnas ya antes publicadas en mi libro “Reseñas culturales”. La sugerencia le hizo sentido.  Tiempo después me escribe para comentarme que había firmado con Editorial Planeta y que ellos querían que el libro se enfocara en Not Co la exitosa startup liderada por tres chilenos que, con una   tecnología de inteligencia artificial llamada Giuseppe, llevaba un tiempo vendiendo y creando a nivel nacional e internacional alimentos veganos a partir de un algoritmo que aprende el comportamiento de las plantas y permite replicar comidas.

La decisión de la editorial fue acertada porque la historia de la compañía creada por Matías Muchnick, Pablo Zamora y Karim Pichara es digna de un libro o una película por las vicisitudes, encuentros y  desencuentros que hicieron que la empresa se convirtiera en la segunda startup chilena en alcanzar la categoría unicornio, aquella que identifica a las compañías creadas hace menos de diez años que, sin cotizar en la bolsa ni haber sido adquiridas por un tercero, logran un valor de 1.000 millones de dólares o más a nivel mundial.

Más allá de la danza de billetes, la gracia del libro es que explora las personalidades de los integrantes de la compañía, sus motivaciones y se involucra en la gestación de una empresa que comienza experimentando en la cocina de la casa de uno de sus miembros. “El que la sigue la consigue”, dice el conocido refrán y eso es lo que sucede con estos jóvenes emprendedores que a punta de reuniones con inversionistas, viajes y conflictos de distinto tipo logran crear un modelo nuevo y chileno, inspirado en alimentación sin animales y en base a plantas.

Fajardo no se queda en la anécdota del tema y profundiza en lo que significa la creación de una compañía de esta índole, mostrando sus áreas claras y también oscuras; una historia que se sigue creando día a día con productos como Not Mayo, Not Milk, Not Burguer, Not Ice Cream, por nombrar algunos de ellos. Dentro de todo lo logrado, hay dos asuntos tocados en el libro, que han afectado a la empresa: la salida de Pablo Zamora, uno de sus socios fundadores y la demanda establecida por la Asociación Gremial de Productores de Leche de la Región de los Ríos (Aproval) por competencia desleal por el producto Not Milk. Sin embargo, a pesar de estos inconvenientes, la compañía ha podido seguir avanzando de la mano de poderosos inversionistas de la talla del magnate Jeff Bezos, dueño de Amazon.

La investigación de Fajardo clarifica, especialmente en las últimas páginas del libro, la intención de lo que podría llegar a lograr una compañía innovadora y revolucionaria construida en base a inteligencia artificial. Finalmente, Giuseppe es el verdadero protagonista de Not Co; la máquina que utilizada con ingenio puede combinar una infinidad de recetas especiales. El nombre se inspiró en el pintor manierista del siglo XVI, Giuseppe Archimboldo, creador con su pincel de novedosos rostros reinventados con frutas, flores y plantas. El Giuseppe de Not Co, con su corazón tecnológico y sus algoritmos, transforma los productos de la empresa en fórmulas, texturas y sabores, creando puentes y horizontes nunca antes vistos. Habrá que estar pendiente hacia dónde sigue su rumbo.

También te puede interesar

Deja un comentario